Ambientadores naturales para la casa

Ra�l Abarca
Martes, 12 enero, 2010
Enviar a Twitter | Compartir en Facebook

limon

En los supermercados hay muchas opciones para eliminar los malos olores de la casa, pero en su mayoría se trata de productos químicos, que además de ser caros, pueden ser sustituídos fácilmente por ambientadores naturales. Por otra parte muchos de estos ambientadores de origen natural te proporcionan algunas ventajas que los industriales no poseen.

  • Las plantas son muy importantes para mantener un buen ambiente en el hogar, éstas pueden estar vivas, en macetas, o simplemente ser un ramo de flores en un jarrón. Las flores actúan como un ambientador natural dispersando suaves fragancias naturales, pero además se sabe que muchas plantas, como las azaleas o el bambú, ayudan a neutralizar las partículas de formaldehído que desprenden nuestros muebles.

  • Los olores en la cocina pueden ser muy fuertes, sobretodo cuando cocinamos coliflor o pescado, una buena solución es utilizar limón contra ellos. A una olla con agua le añades seis rodajas de limón y un poco de clavo, y lo dejas a fuego lento durante diez minutos, así el olor de la coliflor ya no invadirá toda tu casa.

  • Para mejorar el olor de tus cajones para la ropa puedes usar jabón natural perfumado. Sólo tienes que colocarlos entre la ropa y cada vez que saques tus prendas notarás el olor a limpio.

  • El eucalipto tiene muchas propiedades y es muy utilizado para fabricar desodorantes o geles de baño. Pero puedes aprovecharlo de forma natural utilizando una olla e hirviendolo a fuego lento, de esta forma refrescará la habitación y durante el invierno te vendrán muy bien sus propiedades expectorantes.

- El vinagre es un neutralizador de olores natural. Es capaz de eliminar olores tan molestos como el del tabaco, la comida fuerte y la humedad. Puedes hacer cubitos de vinagre y ponerlos en tu cubo de la basura para que poco a poco vaya eliminando los olores.

Via EcoFriendlyDaily Fotografía Jamelah

Artículos similares:


Sección: Consejos Ecológicos, Consumo