10 trucos para ahorrar energía y reducir la factura de la luz

Ra�l Abarca
Lunes, 30 noviembre, 2009
Enviar a Twitter | Compartir en Facebook

3219725951_794f7dffcf

Nuestras casas son una máquina de consumir electricidad. Cada mes nos llega la factura de la luz y nos damos cuenta de la gran cantidad de energía que hemos consumido. Para poder ahorrar dinero y además contribuir a un uso responsable de la energía, puedes seguir una serie de consejos que te permitirá reducir tu factura eléctrica.

1. Apaga las luces. Una muy mala costumbre de nuestra cultura es dejar la luz encendida en habitaciones que están vacías. Cuando te vayas de una habitación, si no hay nadie dentro, apaga la luz.

2. Utiliza bombillas de bajo consumo. Las bombillas de bajo consumo pueden resultar un poco más caras, pero son mucho más eficientes lumínicamente. Consumiendo mucho menos electricidad conseguirás la misma intensidad de luz.

3. Mantén limpia la nevera. La nevera es el electrodoméstico que más electricidad consume, cerca del 40 o 50% del total, por tanto es un objetivo para reducir. Cada cierto tiempo descongélalo y límpialo a fondo. La escarcha hace que necesite trabajar más. No metas alimentos calientes en él y trata de que sus paredes estén despejadas para que el aire circule mejor y enfríe más.

4. La lavadora siempre llena. Cuando pongas la lavadora asegúrate que está llena, si la utilizas medio vacía estarás malgastando mucha agua y electricidad. Utiliza programas cortos y no uses detergentes muy agresivos. No es necesario detergentes muy fuertes para las coladas normales, sólo para manchas puntuales. Seguramente con un jabón normal te quedará la ropa muy limpia y sin olores.

5. El lavavajillas para ahorrar agua. Con un lavavajillas ahorrarás agua, siempre que lo utilices con la carga completa, de esta forma lo utilizarás menos veces y no gastarás tanta electricidad.

6. Apaga los fogones antes de tiempo. Para las cocinas con placas eléctricas un truco para ahorrar electricidad es apagar el fogón unos cinco minutos antes de que se acabe de hacer el guiso, ya que las placas mantienen el calor.

7. La calefacción a 20 grados. No es necesario ir en manga corta por casa en invierno, si tienes frío abrígate un poco. También puedes acostumbrarte a programar el termostato para que se apague la calefacción una hora antes de ir a dormir.

8. El Aire Acondicionado a 25 grados. Intenta refrescar la casa por medios naturales, bajando las persianas, poniendo cortinas, abriendo ventanas. Si no soportas el calor pon el Aire Acondicionado pero procura no bajar mucho la temperatura, cierra puertas y ventanas, y asegúrate de limpiar los filtros cada año.

9. La plancha para lo necesario. La plancha de la ropa es un electrodoméstico que consume mucha energía. Así que utilízala sólo para lo necesario. Por ejemplo, los pañuelos y la ropa interior no necesitan estar perfectamente planchados. Planchando sólo lo imprescindible ahorrarás electricidad y tiempo.

10. Ojo con los vampiros eléctricos. Muchos aparatos eléctricos se quedan en stand by cuando los apagas, consumiendo energía innecesariamente. Para remediarlo puedes apagarlos del todo, o si no es posible, comprar regletas que puedas con interruptor para cortar la electricidad.

Fotografía Ivan Rumata Cabrera

Artículos similares:


Sección: Consejos Ecológicos