Lo que necesitamos para combatir el calentamiento global es un buen psicólogo

bonustrack
Viernes, 31 julio, 2009
Enviar a Twitter | Compartir en Facebook

climate-change-psychology

¿Por qué seguimos negando el cambio climático a pesar de las contínuas evidencias y de las advertencias de los ecologistas? ¿por qué nos está costando tanto adoptar nuevos hábitos más ecológicos que ayuden a mejorar la situación del planeta? Son algunas preguntas que muchos nos hacemos.

Por eso desde la Asociación Americana de Psicología (APA), acaban de realizar un estudio para dar con la respuesta a la pregunta de porqué las personas estamos tardando tanto en reaccionar y tomar partido en la lucha contra el cambio climático.

Debemos analizar las razones por las que la gente no está actuando con el fin de comprender qué podemos hacer para que la gente actúe“, comentan desde la APA.

Por lo visto por mucho que los científicos y ecologistas se esfuercen en advertirnos y nos muestren datos de que las cosas están cambiando, no sirve de nada si no saben cómo movilizar a la gente para que pongamos nuestro granito de arena en favor del planeta.

No se trata de realizar grandes sacrificios, sinó de pequeños gestos en nuestro día a día. Pero, según el informe, se considera que hay una serie de barreras mentales que impiden a las personas actuar, incluso en los casos de sujetos que están convencidos de que el cambio climático es una amenaza importante.

A pesar de que las encuestas arrojan datos como que aproximadamente el 80% de las personas creemos que el cambio climático es un problema grave, a la hora de la verdad son otros temas los que acaban teniendo más prioridad en nuestras vidas.

Para comprender mejor por qué las personas no estamos actuando aún, a pesar de creer que es un problema grave y que los científicos advierten que hay que tomar medidas ahora, la APA ha compilado una lista de algunas de las barreras psicológicas responsables de esta desconexión entre lo que pensamos y lo que hacemos. Son éstas:

  • Incertidumbre – La investigación ha demostrado que la incertidumbre sobre el cambio climático reduce la frecuencia de los comportamientos “verdes”. Si no estás seguro de lo que haces probablemente acabarás por abandonarlo.
  • Desconfianza – La evidencia muestra que la mayoría de la gente no cree en el riesgo de los mensajes de científicos o ecologistas.
  • Negación – Una minoría sustancial de la gente cree el cambio climático no está ocurriendo o que la actividad humana tiene poco o nada que ver con ello, de acuerdo a diversas encuestas. Y yo añado, o no les intere$a creerlo ni que lo crean los demás.
  • Infravalorar Riesgos – Un estudio de más de 3.000 personas en 18 países puso de manifiesto que muchas personas creen que las condiciones del medio ambiente empeorarán en 25 años.  Aunque esto puede ser cierto, este pensamiento podría llevar a la gente a creer que se pueden realizar cambios más adelante.
  • La falta de control – Las personas creen que sus acciones serían demasiado pequeñas para que se noten y prefieren no hacer nada.
  • Hábitos – las conductas arraigadas son extremadamente resistentes a los cambios permanentes. Los hábitos son el obstáculo más importante a la hora de adquirir comportamientos a favor del medio ambiente, según el informe.

Parece que la aplicación de los conocimientos psicológicos en este campo puede aportar enormes beneficios para motivar a más personas a actuar de una forma más amigable con el medio ambiente y asi ayudar a limitar los efectos del cambio climático.

Vía TreeHugger


Sección: Cambio Climático
  • 2 comentarios