Nucleares presionan al gobierno para que no cierre Garoña

bonustrack
Miércoles, 27 mayo, 2009
Enviar a Twitter | Compartir en Facebook

garona

Mientras seguimos a espera de la decisión del gobierno sobre el cierre de la central nuclear de Garoña (Burgos), desde la industria nuclear estan jugando todas sus cartas para que esto no ocurra. Ahora fuentes del sector energético no identificadas han alertado de que el cierre de Garoña supondrá un aumento del 10 por ciento en el precio de la electricidad.

Según Greenpeace esto es sólo una maniobra para presionar al gobierno y disuadirle de su decisión de cerrar la planta,  ya que el propietario no puede reclamar ningún tipo de amortización pendiente por varias razones:

  • El cierre inmediato de esta central nuclear será a coste cero, debido a que está amortizada desde hace años.
  • Las inversiones  realizadas por la compañía explotadora, Nuclenor, para mantener los niveles de seguridad que le exige el organismo regulador Consejo de Seguridad Nuclear, (CSN), “son un requisito obligatorio para mantenerla operativa hasta la fecha de expiración del permiso de explotación, por lo que no son inversiones que se puedan o deban compensar”.
  • Que las inversiones en la planta que haya efectuado Nuclenor de forma voluntaria las ha realizado con pleno conocimiento de la potestad soberana del Gobierno de no renovar la licencia. Han sido un riesgo tomado por parte de Nuclenor y resultaría absurdo plantear al Gobierno compensación al respecto.
  • Hay que recordar que España exportó en 2008 una cantidad de electricidad equivalente a la producida por tres centrales nucleares como la de Garoña.

Sin olvidar que en estos días han estado y permanecen paradas cuatro de las ocho centrales nucleares : Almaraz-2 (en Cáceres) y las tres que hay en Cataluña, (Vandellòs-2, Ascó-1 y Ascó-2), sin que se produzcan efectos en la red eléctrica ni repercusiones en los precios de la electricidad.

Vía Greenpeace


Sección: Activismo Ambiental
  • 1 comentario