Vampiros eléctricos, como combatirlos

Ra�l Abarca
Viernes, 20 marzo, 2009
Enviar a Twitter | Compartir en Facebook
Aparato en Stand By

Se denominan “vampiros eléctricos” a los aparatos que consumen energía las 24h del día aunque estén apagados. Este consumo oculto se debe a un modo del dispositivo conocido como “stand by“, que sirve para que el aparato se encienda más deprisa, que detecte un mando a distancia en cualquier momento o realice una tarea programada.

Hay ocasiones en que los aparatos tienen incorporados relojes, luces o paneles informativos digitales que están activados constantemente y consumiendo energía.

Estos “vampiros eléctricos” se han convertido en un derroche de energía injustificado la mayor parte de las veces. Por ejemplo, dependiendo del numero de aparatos conectados la factura de la luz puede aumentar entre un 5 y un 20%.

La forma más evidente de evitar este consumo excesivo es desenchufando los aparatos de la red eléctrica, pero esto puede ser engorroso si dispones de muchos dispositivos. Para ello se pueden utilizar regletas de enchufes con interruptor, de esta manera puedes desconectar de la red varios electrodomésticos a la vez.

Los aparatos recargables también son “vampiros eléctricos” por lo que hay que tomar una serie de medidas para no derrochar energía. Se recomienda retirarlos de la corriente eléctrica cuando ya estén cargados.

El ordenador también suele consumir más del uso que le damos, para ahorrar algo de energía puedes activar el modo hibernación cuando no lo utilices en varias horas. Otra forma sencilla de reducir el consumo es apagar el monitor, ya que los salvapantallas siguen consumiendo gran cantidad de energía.

Al parecer la industria tecnológica se está dando cuenta de las demandas de los consumidores y esta tomando algunas medidas. Sony ha anunciado una nueva serie de televisores “Eco”, que cuenta con un modo “stand by” que no consume energía. Por otra parte, la empresa iGo ha desarrollado un aparato que evita los “vampiros eléctricos”.

Vía consumer.es


Sección: Consumo