Componentes tóxicos en los cosméticos

bonustrack
Lunes, 2 marzo, 2009
Enviar a Twitter | Compartir en Facebook



¿Sabes de qué están compuestos los cosméticos convencionales que utilizas a diario?
La ley dice claramente que no pueden contener sustancias clasificadas como carcinógenas, mutágenas o tóxicas pero al mirar las etiquetas de los productos comprobamos que la ley no se cumple.

Sustancias tóxicas que aunque estén presentes en nuestros cosméticos en cantidades mínimas el hecho es que la mayor parte de ellos son utilizados a diario, durante años y años. Esto va creando una carga tóxica en nuestro organismo, que no es capaz de metabolizar (eliminar) y que deriva en enfermedades varias como alergias, problemas del sistema nervioso, de riñón de hígado o incluso cáncer.

Como alternativa tenemos la cosmética natural. Pero ojo! Aprovechando el vacío legal algunas marcas se publicitan como naturales cuando no lo son, como:
Apivita, Aveda, Biologique Recherche, Bottega Verde, Clarins, L´Occitane, Mondeconatur, The Body Shop, Origins e Yves Rocher.

Entonces, ¿como saber si un cosmético es realmente natural?

En la Unión Europea no hay ninguna norma o ley que especifique qué productos cosméticos pueden considerarse naturales ,pero hay 5 organismos que certifican cosmética elaborada a partir de ingredientes de cultivo ecológico: Soil Association en Inglaterra, la asociación BDIH en Alemania, Ecocert y Qualité France en Francia y la asociación ecológica Demeter (con una red Internacional de Organismos Independientes de Certificación).

En concreto , según el BDIH los criterios y reglas para seleccionar una cosmética realmente natural son:

1. Las materias primas deben proceder de plantas y, siempre que sea posible, de cultivo ecológico certificado.
2. Los productos no pueden estar testados en animales ni contener materias primas procedentes de animales vertebrados.
3. Se permite el uso de sales inorgánicas y materias primas obtenidas de minerales, excepto las del punto 5.
4. Materias primas de uso restringido: solo se permiten emulgentes y tensoactivos de origen vegetal como aceites, grasas, lecitinas, ceras, etc.
5. Sustancias prohibidas: colorantes sintéticos, fragancias sintéticas, siliconas, materias etoxiladas y parafinas y otros productos derivados del petróleo.
6. Conservantes: se permiten conservantes naturales como el ácido benzoico, ácido ascórbico, ácido salicílico y alcohol benzyl.
7. No se permiten las radiaciones, ni en la materia prima ni en los cosméticos ya elaborados, para eliminar gérmenes o bacterias de los cosméticos.
8. Los fabricantes tienen que someter a sus productos al análisis de un laboratorio independiente que revisa si cumplen los requisitos y les otorga el sello BDIH.

Más información aquí:
dsalud.com
Nofun
Fotografía jnx


Sección: Salud
  • 5 comentarios