Según un informe de WWF/adena los coches del futuro serán eléctricos

Ra�l Abarca
Jueves, 3 abril, 2008
Enviar a Twitter | Compartir en Facebook



Según un informe de WWF/adena los coches del futuro serán eléctricos. Después de un siglo donde el 95 % de los vehículos de transporte han utilizado combustibles derivados del petróleo, parece que la tendencia en el futuro será de cambio.

A principios del siglo XX el petroleo era una fuente de energía abundante y barata, pero a principios de este siglo XXI las continuas pugnas por las cada vez más reducidas reservas de petróleo están llevandonos a otro escenario donde las alternativas a éste son un valor en alza. Y no solo por la escasez y encarecimiento del petróleo, sino también por el daño ambiental que provocan los derivados de éste. La población esta tomando conciencia que el cambio climatico es mucho más real de lo que se creían hace menos de diez años.

La seguridad energética es un tema que figura con frecuencia en el debate político. Un elemento clave para garantizar la seguridad energética es diversificar las fuentes de suministro. Sin embargo, las reservas de petróleo existentes están concentradas en unos pocos países (más de las tres cuartas partes de las reservas actuales se concentran en once países de la OPEC), lo cual supone una importante barrera a la seguridad de suministro. Por otro lado, y exceptuando a Rusia, las mayores naciones consumidoras –EE.UU., UE, China, Japón e India- son grandes importadores netos. Esta circunstancia geográfica desata fuertes tensiones geopolíticas.

Con el fin de evitar los peores impactos del cambio climático, la economía mundial debe reducir lo más pronto posible las emisiones de dióxido de carbono (CO2), el principal GEI, y encaminarse hacia la sostenibilidad. Dentro del sector eléctrico –la mayor fuente actual de emisiones de CO2- existe una amplia gama de soluciones sostenibles, muchas de las cuales irán siendo cada vez más competitivas a medida que las políticas de cambio climático penalizan las emisiones.

En los últimos años, el coste y el rendimiento de las baterías más avanzadas han mejorado espectacularmente. Los vehículos híbridos con conexión a la red (PHEVs) pueden superar las limitaciones actualmente percibidas que dificultan una mayor aceptación de los vehículos eléctricos por parte del mercado. Se trata de una tecnología que ya está demostrada y disponible comercialmente, y que no necesita mucha más infraestructura de la que ya hay.

Vía Energías Renovables
Informe WWF/adena


Sección: Activismo Ambiental